Compañeros

Mafe Roig Photography

“El mundo nace en cada beso” Es es el nombre de este foto mosaico que decora un rinconcito de Barcelona.

Está conformado de la contribución de 4.000 mil fotografías enviadas por ciudadanos, personas que querían ser parte de esta obra de arte. La temática de las fotos es “momentos de libertad”

Mafe Roig Photography

Ahora todas estas personas vivirán como Compañeros en esta increíble obra mientras permanezca en el tiempo.

Anuncios

Comentarios que les dicen a los fotógrafos

Mafe Roig Photography

  • ¡Qué foto tan buena!¡Tú cámara hace fotos increíbles! O cualquiera de las siguientes variantes:
    • “Con esa cámara cualquier hace fotos buenas”
    • “Esa cámara hace que todo se vea bien”
  • “¿Me puedes mandar las fotos que no editaste? / “No me muestres solo una selección, quiero ver TODAS las fotos así estén sin retocar”. Esto es algo muy común y sé que a muchos fotógrafos no les importa enviar material sin revelar/editar/retocar. Yo creo que enviar imágenes en ese estado es entregar trabajo sin terminar. Además, hay muchas razones por las que un fotógrafo no envía nunca el 100% de las imágenes que hace. En una sesión de fotos puede ocurrir muchas cosas, las personas puedes cerrar los ojos en un mal momento, poner una expresión facial extraña, una imagen puede quedar movida por mil razones diferentes y por este tipo de cosas es que no se envía el 100% de las imágenes de una sesión. Si un cliente llegase a publicar una imagen sin revelar o editar, quien quedará mal será el fotógrafo y su trabajo.
  • “No te tardes mucho tiempo editando, pon un filtro y ya”. No. Relevar fotos es un trabajo muy meticuloso. No existen “filtros” anti arrugas, anti celulitis, anti ojeras, ni de brillo contraste, temperatura de color que se adapten justamente a lo que el fotógrafo está buscando para una imagen en particular. Aún si se trata de fotos de la misma sesión, cada imagen es única y merece su propio tiempo de procesado.
  • “Si tuviese tiempo, me haría las fotos yo mismo”. Sí, puedes hacer las fotos tu mismo, pero de seguro no tendrás un resultado profesional como el que estás buscando.
  • “Mira qué buena esta foto que hice con mi celular, ¡deberías tomar la misma!”. Bueno… sí, ok… no sé.

Sé que este tipo de cosas ocurren a muchas profesiones, no solo a los fotógrafos y me pareció que podría ser interesante y divertido compartir mis experiencias! ¿Qué es lo más “gracioso” que te han dicho sobre tu profesión?

 

 

Editar VS Revelar

Cuando hablo de cómo proceso mis fotos, siempre hablo de revelado, no de edición (al menos que de verdad sienta que es eso exactamente lo que estoy haciendo). Creo que hay una gran diferencia entre los dos conceptos.

Mafe Roig Photography

Uso Adobe Lightroom para revelar mis fotos

Vamos a ponernos técnicos por un momento. Si buscamos “editar” en el diccionario, hace referencia a: revisar, reescribir, corregir, alterar, borrar.

Mientras que “revelar” hace referencia a: mejorar, explotar, magnificar, agrandar, redefinir, enriquecer.

Eso es exactamente de lo que estoy hablando. Cuando hablamos de editar nuestras imágenes, pienso que eso significa hacer cambios que alteran significativamente a la imagen RAW original. Por ejemplo, la fotografía de fantasía, cuando queremos agregar o quitar ciertos elementos. Incluso cuando las modelos son retocadas y editadas para verse de cierta forma en fotografía de moda.

Cuando revelamos nuestras imágenes, no las estamos cambiando. Las estamos mejorando, magnificando la información original de la foto. El resultado es que la imagen final es muy similar a la original solo con algunos cambios en contraste, temperatura de la luz, brillo, exposición.

Claro que no estoy diciendo que un método sea mejor que el otro. Simplemente creo que editar y revelar tienen objetivos muy diferentes para una imagen. Depende de nuestro estilo personal como fotógrafos, en lo que deseamos lograr con nuestras imágenes y el tipo de fotografía a la que nos dedicamos.

La verdad es que la primera vez que escuché la diferencia entre “editar” y “revelar” fue de parte de mi primera profesora de fotografía. Fue ella quien lo explicó en una de las clases, me sentí muy identificada con la diferenciación y decidí adoptarlo también.

 

¡Las Fotos Están Ahí!

Sangria Mafe Roig Photography

Una copa de sangría. Luz suave. Una briza fresca y un momento de paz.

Esta foto es de hace un par de años cuando mis papás vinieron de visita sorpresa! Era la segunda vez que lo hacían y no tenía ni idea de que vendrían y se quedaron por un poco más de una semana.

Este día hicimos un picnic en la playa y después, cuando íbamos caminando de regreso a la casa, decidimos sentarnos en un barcito a tomar algo y mi bebida de elección fue una rica sangría.

Fue uno de esos momentos en los que la escena se construye sola. El color de la sangría, la forma en que le daba el sol a través de los cubos de hielos y el ambiente encajaron perfecto. Algunas veces las fotos están justo frente a nosotros. Solo tenemos que mantener nuestra mirada entrenada y curiosa para no perdernos de estos momentos.

La luz tan bonita duró menos de 5 minutos (menos que la sangría!)

Y esta foto me encanta porque recuerdo ese día y ese momento tan genial.

 

 

Cómo Brillan Más Las Estrellas

Mafe Roig Photography Autorretrato

¿Cómo es que las cosas pueden tardar tanto en ponerse bien y echarse a perder tan rápido? Supongo que las heridas emocionales son iguales a las físicas. En un minuto estás bien y al siguiente te caes, te cortas y hay sangre por todos lados.

¿Será una cuestión de fragilidad? O quizás es simplemente la forma en la que nos hacemos más fuertes. O quizás es solo belleza poética y las heridas son las semillas de donde nacen las formas de arte más bellas. Quizás sin el dolor y la tristeza no existiría la felicidad, el amor o el arte.

Algo como que no podemos apreciar lo bueno sin lo malo.

¿O acaso es la tristeza y el dolor una forma de experimentar la vida con intensidad? Así como cuando una canción nos hace llorar y un olor nos lleva al pasado.

¿Son las heridas las que hacen las estrellas brillar más y convierten un atardecer en una obra de arte?

 

Día de Mercado

Mercado Barcelona Mafe Roig Blog

Rocío tiene 86 años. Su pelo platinado contrasta con los vibrantes colores de las frutas, jugos y especias que saturan cada rincón del mercado.

Lleva sus zarcillos de perlas con oro, su bufanda estampada azul mar y usa su carrito de compras como apoyo para caminar mientras escarba los brillantes vegetales de aspecto plástico. Alguien se tropieza con ella. No se disculpa. Tiene que esperar 10 minutos para pagar por dos tomates mientras un grupo de turistas toma fotos a un montón de ajíes dulces y pagan por un jugo de coco.

Mientras intenta hacerse camino hasta el rincón de la pescadería, Rocío recuerda cuando era joven y visitaba en mercado con su padre. Por alguna razón las personas mayores tienden a recordar mejor los tiempos pasados. En ese entonces, el dueño de cada puesto los saludaba por su nombre.

Rocío pide un poco de salmón y algunos mariscos a la mujer detrás del mostrador. Intenta salir del mercado tan rápido como pueda con su carrito abriendo camino entre la gente. Mañana irá al supermercado junto a su casa. Estos viajes a La Boquería están empezando a pasar factura.