Colores

Colores, colores, hay tantos colores. Cuando comencé con la fotografía solo hacía imágenes en blanco y negro. Era una regla del taller donde estudiaba: todas las fotos, sin importar la temática, debían ser en blanco y negro. En mi detrimento eso me hizo temerle a la fotografía en color. Y me estaba perdiendo de tanto.

lamp

Tomé esta foto hace ya algunos meses. Es una lámpara traída directamente de Turquía. Estaba hipnotizada por ella y cómo se reflejaban las formas y los colores en la pared. No muchas lámparas deleitan así.

Ahora disfruto de la fotografía en color, es un mundo nuevo :).

Puertas

Una de las cosas buenas de mudarse al país donde nacieron tus abuelos, es que se da la oportunidad de conocer de dónde viene tu familia. La semana pasada visité el pueblo natal de mi abuelo, Premià de Mar. Está justo frente al mar, como en un eterno verano aproximadamente a media hora de Barcelona y es absolutamente hermoso.

20140102_130417

Mi padre pasó allí algunos años cuando era niño y nos llevó a la calle en la que vivía con su abuela. No pudo recordar exactamente cuál era su casa, pero no hizo falta. Nada más caminar por la calle fue suficiente. Estaba fascinada, nunca había visto casas como esas. Todas están una justo al lado de la otra, tienen una puerta enorme y un balcón con dos ventanas en el segundo piso.

Lo que más me gustó de ellas fueron sus puertas. A pesar de que todas las casas tienen el mismo estilo, cada puerta es una historia diferente. Son tan imponentes y hermosas que no pude resistir a tomar una foto de cada una.

Como no había nadie alrededor no tuve la oportunidad de preguntar sobre ellas, pero estoy segura de que estas casas y sus puertas tienen grandes historias detrás de ellas. Azules, verdes, lujosas, antiguas, modernas, grandes y pequeñas estas puertas me fascinaron. ¿Qué pueden haber visto en todos estos años?

Mi favorita es la primera, blanca con pared de piedra. ¿Cuál te gusta más a ti?

Feliz Año Nuevo!

Feliz año para todos! 😀 Sí, este es mi primer recibimiento de año como bloggera y no podía dejar pasar el escribir una entrada de año nuevo. Así que aquí está. Para mi, el 2013, fue sinónimo de cambio. Con todo mi corazón puedo afirmar que el 2013 ha sido el año más acontecido hasta ahora. Pasaron tantas cosas buenas y malas que siento como si el año no se pudiera poner de acuerdo en si quería ser bueno o malo.

Sin embargo, hace un par de días iba caminando por las hermosas calles de Barcelona con mi esposito y mi hermano, en lo que para mi fue una forma muy diferente de pasar un primero de Enero, y comenzamos, sin quererlo una nueva tradición. Empecé a preguntarles acerca de diferentes temas como una forma de hacer un recuento de nuestro 2013. Me gustaría compartir con ustedes el mio! Así comencé:

Mejor película del año: Los Juegos del Hambre: En Llamas. Está fue una decisión unánime.

Mejor videojuego: Tomb Raider. Me encantó este juego, lo jugaría otras mil veces más.

Mejor animé: Inuyasha. Reí, lloré, me asusté, estuve feliz y bajo estrés. Lo tiene todo y es mi favorito hasta ahora.

Comida del año: Sushi. Sí! Hasta el año pasado no comía sushi, ahora lo hago y soy adicta.

Canción del año: Aod y CLG I Just Played Jax. Puedo decir que tuve esta canción encima todo el año y, sinceramente, no creo que eso cambie pronto.

Desastre del año: La muerte de mi abuelo.

Mejor viaje: ir a las montañas nevadas a las afueras de Barcelona.

Evento del año: Casarme ¿Debo decir más? 🙂

Compra del año: “Dos pasajes a Barcelona, España, por favor”.

Temporada del año: Invierno. Es Navidad, mis familia está junta y no necesito pedir más.

Y, como siempre, mi inseparable y fiel amiga, mi cámara, estuvo conmigo todo el tiempo. Así que aquí les dejo algunas de mis fotos favoritas que hice en 2013. Espero que les gusten!

Fue muy difícil escoger entre tantas. Especialmente cuando cada una de ellas va atada a mil recuerdos. Para mí es muy difícil definir el 2013, quizás la palabra sería “diferente”. Les deseo un 2014 increíble y sigan bloggueando!