Días Blancos

Hace un tiempo leí en algún lugar (algún rincón de las muchas cosas que leo a diario en Internet) que quienes emigran a nuevos país, a nuevas vidas están en un estado de luto constante. Luto por las personas y cosas que dejaron atrás. Por la vida que dejaron atrás.

Una parte de mí está de acuerdo con eso.

Y comencé a preguntarme qué tan grande era esa parte. pero entonces, unos días después fui a la playa. Uno de mis lugares favoritos del mundo.

Con el salitre en el aire y la luz blanca de esa tarde, encontré una respuesta. Si no hubiese tomado la decisión de emigrar y dejar todas esas cosas atrás, no estaría ahí en ese momento, no conocería a las personas que estaban conmigo. Este blog no existiría y estas fotos tampoco.

El cambio no es fácil. Especialmente si te sientes obligado o forzado por agentes externos a adoptarlo. Pero con el tiempo te darás cuenta de todas las cosas buenas que trae. Ese día en la playa, ese Día Blanco, fue genial! Me hizo ver las cosas desde otro punto de vista. Y de alguna forma creo que la paz que sentí ese día se refleja en estas imágenes.

Si te fuiste, si estás sintiendo pena, espero que tengas tantos Días Blancos como necesites y comiences a ver las cosas de otra forma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s